Apariencias: cuando “ser” consiste en “tener”

soyetel agosto 26, 2009 0

Sin Tetas no hay Paraíso llegó a mí tres años después de que la televisión colombiana la trasmitiese en este país. Es una telenovela que cuenta la historia de Catalina, una adolescente obsesionada con agrandar sus senos para obtener una vida de lujos.

Sin senos no habrá paraíso. ¿Qué crees tú?



Y es que en su sociedad, los senos grandes son sinónimos de mujer bella y deseable. Mas su caso no es único en el orbe ni implica siempre la talla del busto.

¿Cuántas veces nos topamos con que para “ser” en ese lugar donde vivimos o que visitamos, hay que “tener”? Donde si no tienes lo que la mayoría aprecia, pues no existes como persona digna para ellos.

En esa forma tan peculiar de “ser” interviene mucho el dinero. La compra y la venta de una apariencia que no siempre nos define.

Te has preguntado cuántas veces te acostumbraste a los caprichos de un grupo que para su pertenencia exige y exige de ti sacrificios tontos.  Ser tú mismo no significa dar la espalda a los cánones del mundo ni complacer cada patrón social, sino mostrar cuánto vales frente a ellos.

¿De qué te apropias? ¿qué dejas atrás? ¿cuánto valor te das a ti mismo? serán cuestiones que definirán cada paso que des en la vida. Tú decides si eres tú o si eres alguien más.

tim mcgraw drugs or jesus