Crecemos… y las amigas se distancian

soyetel agosto 8, 2009 1



Nos hiere el alma que una amiga se aleje. Ya no nos llama, no nos visita, ni siquiera se desahoga con uno cuando el dolor le acecha. Simplemente dejamos de existir entre las imprescisdibles.

Es un cambio que al inicio no solemos notar. Comienza con mucho trabajo, o cosas por hacer para las dos, “no he tenido tiempo”, “te iba llamar para invitarte, pero…”,  y se repiten las frases, cada vez más espaciadas, con el transcurrir del tiempo.

A muchos nos pasa que sentimos, en ocasiones, que las amistades cobran distancia. Y aún así continuamos amándolas. Son amigas por sentimiento al menos para ti, pero percibes que ya no cuentan contigo para muchas cosas, que ya nos les unen los mismos pensamientos y actividades, las cuales van desde ir de fiesta en fiesta, vivir cada una en casa de la otra, acompañarse a los lugares, hasta coleccionar sellos y cientos de cosas más.

¿Dejaron de ser amigas solo por eso? o ¿simplemente ves fantasmas donde no los hay?

Ambas cosas pueden suceder. Ocurre a veces que somos nosotros quienes iniciamos esa separación sin darnos cuenta.

Un día te levantas y comienzas a crear tu independencia, te percatas de que no necesitas estar con tus amigas todo el bendito día, que tienes responsabilidades que debes priorizar en determinado momento, que estas agotada y necesitas descansar un poco, que tus relaciones sociales se amplían y tu tiempo queda corto para perderlo, que no tienes dinero para derrochar en ese tren de vida que llevan, y simplemente decides parar un poco y solo participar de algunas reuniones en grupo.

Ellas continúan sus vidas sin ti, te dejan atrás e incorporan incluso nuevas amistades, personas que sí hacen lo que les gusta.

Como todo, nada es absoluto en esta vida, puede ser que esas amigas ya no lo sean más en la misma forma de antes, así como tú ya no eres la misma, o puede ser que hayan sentido en el pasado, gracias a ti, lo que sientes ahora: una inmensa soledad y mucha lejanía.

Duele perder amigos de esos que uno creyó para toda la vida, pero cuando esto sucede y buscas saber si en verdad son valiosos para ti , pregúntate internamente si estar junto a ellos te define hoy como tu mejor versión. Si la repuesta es negativa, dejalos ir, si es afirmativa, lucha por ellos.

tim mcgraw drugs or jesus