Desilusión

miroli39 mayo 17, 2010 0


Como en todos los ámbitos de la vida, en alguna oportunidad te sentirás decepcionado, te das cuenta que depositaste tu confianza en quien no debías, duele y mucho por dentro.
Es un sentimiento entre rabia, decepción, dolor, confusión…… ¿Cómo me pude equivocar así, cómo no me di cuenta quien en verdad era esta persona?
El inicio de una amistad es similar al de un enamoramiento, vemos todo lo lindo y positivo que aporta esa relación a nuestra vida y por lo tanto, perdemos la objetividad en ciertos detalles que en ese momento no parecen importantes, o simplemente nada salta a la vista que nos haga desconfiar.
Cuando sufrimos esa decepción, la confianza se rompe y de seguir con esa amistad, ya no será la de antes, estaremos siempre a la defensiva y reservados.
Talves sea porque esperamos que en la misma medida que damos, recibamos, sin embargo, debemos aprender que no siempre es así, todos somos diferentes y es un error pensar en que los demás se comporten con nosotros como lo esperamos, lo cual es una muy difícil aprender.
De pasar por una situación similar, pensar en frío si vale la pena seguir adelante o tomar distancia. Los amigos se eligen y esa es una ventaja, no estamos obligados a permanecer en una relación que hace daño, un amigo siempre debe complementarnos de alguna forma, aportar cosas positivas. Cuando no es así, entonces ya no queda más nada que hacer y las palabras sobran.

tim mcgraw drugs or jesus