Me gusta el novio de mi amiga, ¿qué hago?

soyetel agosto 4, 2009 1

Un dilema y de los grandes, porque él te gusta pero ella es tu amiga. Y te rompes la cabeza debatiéndote entre el deseo y la fidelidad.



Hoy te muestro tres de las situaciones más frecuentes que se suelen vivir. Si te encontrases en alguna de ellas, ¿qué harías tú? 

A: Te sientes atraída por él, por la forma cariñosa y llena de respeto con que trata a tu compañera. Imaginas que así te gustaría que fuesen contigo los hombres. -¿Por qué no encuentro a nadie así?- te preguntas.

Puede que él ni siquiera haya reparado en tu interés, lo has mantenido en silencio. Surgió más bién de una forma visual, observando sus actitudes, sus gestos, su romanticismo… Si no participases de la intimidad de tu amiga, jamás habrías reparado en él. Haz de cuestionarte, ¿te gusta porque te sientes sola, poco valorada, o porque en verdad le consideras único como hombre?

B: Desde que tu amiga lo presentó en el grupo como su novio él no deja de mirarte provocativa aunque cautelosamente. Sabe cuándo chocar con tu mirada, cuándo rozarte, incluso, cuándo y cómo hablar contigo. Al principio lo obviabas, pero ese filtreo prohibido ha comenzado a gustarte.

Te conquistó con su discreta -o desmedida- desfachatez. Y no puedes negar que en alguna que otra ocasión has pensado en probar…, a ver que pasa. Mas, antes de desbocarte haz a un lado la vanidad propia de la mujer codiciada y cerciórate de que el jueguito no se extiende a otras chicas. Y, sobretodo, hazte una pregunta manida, pero a veces eficaz: -Si la traicionó a ella ¿qué le impide traicionarme a mí?

C: Se conocieron hace un tiempo, es la pareja de tu amiga, pero ambos, tú y él, han descubierto que tienen mucho en común, les gusta hablar sobre los mismos temas, compartir opiniones, risas, espacios, y aunque los dos intentan convencerse de que es pura amistad, ya no logran esconder el deseo y la alegría que sienten cuando se ven .

Algo así como un amor espontáneo, de esos en los que uno no sabe quien tiene la culpa y todos sufren. Aquí solo cabe una pregunta ¿qué vale más para ti? ¿el amor de él o la amistad de ella?

En cualquier situación, PIÉNSALO DOS VECES.

tim mcgraw drugs or jesus